Quantcast
Semana News
9:01 p.m. | 9/14/2014 | 75°

La Venecia de Brasil


12/2/2011, 5:09 p.m.
La Venecia de Brasil

Houston (EFE).- El nombre de Recife, situada en el extremo este del país, viene de la enorme concentración de arrecifes de coral a lo largo de su litoral, que hace que sus aguas sean cálidas y tranquilas durante todo el año.

Fundada en 1537, es la capital del estado de Pernambuco. Fue una de las primeras áreas ocupadas por la colonización portuguesa. Aunque entre los años de 1630 y 1654 la ciudad estuvo bajo dominio holandés. Esta fue la primera época de una gran transformación urbana, cuando se construyeron muchos canales y puentes, a semejanza de Ámsterdam. Hoy la ciudad es conocida como la Venecia brasileña.

Caminar por la orilla de la playa Boa Viagem es un buen lugar de partida para conocer la costa atlántica. Tiene siete kilómetros de extensión y es considerada una de las mejores playas urbanas de Brasil. Su arena es blanca y fina, con muchas piscinas naturales formadas por los arrecifes. Un poco más al sur, a casi 65 kilómetros del centro de la ciudad, está Porto de Galinhas, un punto privilegiado para la práctica del buceo. Su vida nocturna también es muy agitada.

photo

Vista panorámica de la playa Boa Viagem

Olinda y el carnaval

No se puede visitar Recife sin pasar por Olinda, su “ciudad siamesa”. Situada al norte, al igual que Recife tiene una enorme cantidad de iglesias barrocas, aparte de una amplia oferta cultural y artesanal. Recife y Olinda celebran el tercer carnaval más popular de Brasil, después de los de Río de Janeiro y Salvador. De hecho, las conmemoraciones empiezan incluso antes de la semana oficial, con muchas presentaciones de ritmos locales como el “frevo” y “maracatu” en los barrios de Recife Antigo y Cidade Alta, en Olinda. Estos son ritmos más próximos de la música tradicional, con mucha influencia africana, bastante distintos de la samba característica del carnaval carioca.

Durante el sábado de carnaval, el "Galo da Madrugada", la comparsa más famosa y que llega a reunir hasta 1,7 millones de personas, toma las calles. Los coches alegóricos y los “tríos eléctricos” (palcos móviles montados sobre camiones) son los que guían la marcha.

photo

vista panorámica de la comparsa Galo da Madrugada, que llega a reunir 1.7 millón de personas en el carnaval de Recife

Esculturas

Un sitio imperdible en Recife es la oficina del escultor y pintor Francisco Brennand, uno de los más importantes artistas brasileños contemporáneos. Hay más de dos mil obras expuestas, muchas al aire libre, componiendo un escenario de tono surrealista con su arquitectura y jardines.

Una de sus mayores esculturas es la Columna de Cristal, expuesta frente al mar, cerca del marco cero de la ciudad, en el barrio de Recife Antigo. Hecha de arcilla y bronce, tiene 32 metros de altura. Forma parte de un parque de esculturas, inaugurada en 2000, por motivo de la conmemoración del los 500 años del “descubrimiento” del Brasil. Recife es, pues, uno de estos otros “brasis”, con una riqueza cultural que merece ser vista. – Leonardo Wen, EFE