Quantcast
Semana News
2:39 a.m. | 11/26/2014 | 47°

Duelo de infarto


Aldo E. Barbosa | 9/2/2011, 1:38 p.m.
Duelo de infarto

Houston.- Floyd Mayweather, tallado en fibra y librado a puño limpio, interpreta su vida ligada a la palabra campeón. Víctor Ortiz, aguerrido, mesurado y valiente como sus ancestros, no concibe la derrota y por el contrario vive obsesionado con ser el primero en imponerse al indestronable Floyd.

Los dos se han tranzado en un duelo de palabras que hieren, dividen las apuestas y siembran de morbo en la antesala del combate programado para el 17 de septiembre en el MGM de Las Vegas.

Mayweather, de 34 años, encarna el oro y la oscuridad, la vida gloriosa y la tragedia en el atardecer de su carrera deportiva. Llamado Mr. “Money”, es un boxeador poderoso en la pegada, resistente y más veloz que el promedio para su talla y peso. Más que un “fajador” es un peleador técnico.

“Yo no nací para ser perdedor, he ganado todas mis peleas y soy seis veces campeón en cinco categorías diferentes. Todos saben que el boxeo corre por mis venas y desde que me volví profesional en 1996 mi meta siempre está en el siguiente adversario”, dice Mayweather, refiriéndose a su oponente. Ortiz, nacido en California, pero de ascendencia mexicana, es un peleador de clase mundial, poseedor de una técnica impecable con un peso welter natural, división donde el límite es de 147 libras (66.6 Kg).

“Ahora llegó mi oportunidad de demostrar lo que siempre he dicho. Seré el primero en vencerlo y no permitiré que nada me quite el sueño. Para mí es una bendición que el pleito se dé en una fecha como la independencia mexicana”, asegura el pegador de 24 años de edad.

Dos historias distintas

Para los analistas, se trata de un duelo desigual. Mayweather es considerado invencible y el mejor boxeador libra por libra. Ortiz es sin embargo un imberbe protagonista con precario recorrido como para poner en duda la hegemonía de su rival.

Mayweather, que ha ganado títulos en cinco categorías distintas, tiene un registro de 40-0, es uno de los peleadores más mediáticos en la historia del boxeo. Su combate contra Óscar de la Hoya impuso un récord para la mayor cantidad de compras de televisión y superó al segundo combate Tyson- Holyfield como la reyerta más lucrativa en la historia. 2.15 millones de hogares pagaron 54.95 dólares por la pelea, lo que generó ingresos de 120 millones de dólares.

El ex monarca de las 147 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) tuvo una fugaz incursión en el mundo de la lucha libre profesional. En su primer combate, Mayweather, que mide 1.73 metros y pesa 68 kilos, enfrentó a un rival de 2.13 metros y 195 kilos, en una pelea que se llevó a cabo el 30 de marzo en Orlando (Florida) y fue televisada a todo Estados Unidos.

Houston estratégico

El combate entre el estadounidense, invicto en 40 peleas, 26 de ellas ganadas antes del límite, y el méxicoamericano, es promovido con fuerza en esta ciudad a través de un bombardeo de información que tiene eco en todos los medios electrónicos y escritos de Houston.