Quantcast
10:14 p.m. | 4/23/2014 | 71°

El futuro de los Astros es hispano

9/6/2011, 5:08 p.m.

Houston.- El venezolano José Altuve, el cubanoamericano JD Martínez y el dominicano Jimmy Paredes, están llamados a comandar una legión ganadora con los Astros de Houston.

Los nuevos valores hispanos de los Astros de Houston tienen características muy particulares que los convierten en peloteros muy atractivos por su convicción y elevado poder en defensa y ataque.

Según Jim Crane, el nuevo propietario de la franquicia, la revolución con sangre nueva y un espíritu más competitivo ha llegado al equipo.

“Estamos en plena transición y sabemos que esto demanda tiempo y paciencia”, dijo.

El equipo, que no ha tenido una buena racha en los últimos años y prácticamente ha declinado sus posibilidades de participar en la postemporada del 2011, ahora fija un perfil futurista, brindándole minutos a los nuevos valores y apelando a la experiencia de los que aún permanecen en la institución.

El equipo de la Ciudad Espacial comenzó su reestructuración reforzando su nómina con 14 jugadores hispanos, una fuerte inyección financiera al equipo que compite en la Major League Baseball y mayor atención a las ligas menores.

“Estos cambios son absolutamente normales y necesarios en un equipo de Grandes Ligas, pues no basta con competir y no ganar. La nómina en muchos casos se envejece y es indispensable renovar”, señaló Alex Treviño, ex jugador de los Astros, que vivió un proceso similar al comienzo de la década de los años noventa y hoy integra el equipo que transmite para radio y televisión los juegos del equipo de esta ciudad.

Visión

En la nómina permanecen el dominicano Wandy Rodríguez y el panameño Carlos Lee, encargados de respaldar y guiar en el terreno de juego y por fuera de él a la nueva camada de jugadores hispanos que en menos de cinco años podrían entregar frutos.

“Lo que he visto de estos los peloteros de la nueva generación con el guante y con el bate es algo maravilloso. Sé que son muy jóvenes y que van muy rápido, pero estoy seguro que tienen condiciones para triunfar en los Astros o cualquier otro equipo de la gran Carpa Americana”, admitió Rodríguez.

La tarea de esta nueva legión de peloteros hispanos consiste en respaldar el trabajo realizado recientemente por nombres tan ilustres como el venezolano Richard Hidalgo, el dominicano José Lima y el méxicoamericano Vinicio Castilla, entre varios.

“Hay muchas variantes que pueden determinar un buen resultado en un tiempo prudencial de tres a cinco años, pero también es indispensable tener en cuenta otros factores como lesiones, capacidad de adaptación y la regularidad para garantizarlo”, agregó Treviño.

Los nuevos valores hispanos

Tres de los nuevos peloteros ascendieron de manera directa de la Clase AA, al equipo de Grandes Ligas; algo inusual, pues en condiciones normales estos debieron cumplir con el siguiente escalón, denominado Clase AAA. Entre ellos se destacan:

José Altuve, de 21 años, un pelotero carismático y con personalidad, veloz en la defensiva y que en menos de un año en el equipo de Grandes Ligas, ha ratificado las mismas virtudes que mostró en las ligas menores durante tres temporadas como segunda base.