Quantcast
Semana News
6:55 p.m. | 8/21/2014 | 94°

Siria: Una tregua a medias


4/13/2012, 11:23 a.m.
Siria: Una tregua a medias
Más de 1,000 personas han muerto en la última semana en Siria, de acuerdo a la oposición que divulgó esta foto tomada por un aficionado | Foto: EFE

Damasco.- La comunidad internacional acusó al régimen sirio de no haber cumplido su compromiso de retirar sus tropas de las ciudades conforme a un plan del emisario Kofi Annan y en víspera del ultimátum fijado por la ONU para el cese total de las violencias.

Sin embargo, rechazando toda militarización del caso sirio, el emisario especial de la ONU y de la Liga Árabe dijo esperar una mejora de la situación a partir del jueves en la mañana, fecha fijada por el Consejo de seguridad de Naciones Unidas para el cese de los combates.

A pesar de todo, las fuerzas desplegadas masivamente en algunas localidades efectuaban operaciones sobre todo en Homs (centro), Deraa (sur) y Deir Ezzor (este), matando a tres civiles, según el Observatorio sirio de los derechos humanos (OSDH).

Frente a la continuación de las violencias, que han provocado más de 50 muertos el día de la fecha tope para la entrada en vigencia del plan Annan, la embajadora estadounidense Susan Rice, cuyo país preside el Consejo de seguridad de la ONU en abril, dejó entender que “una acción colectiva” debía “lógicamente” seguir para acentuar la presión sobre Damasco, estimando se acercaba “la hora de la verdad”.

La crisis siria, que la comunidad internacional hasta ahora no ha podido resolver después de más de un año de violencias, figurara en la tabla de conversaciones del G8, que se reúne en Washington.

Tensión en la región

Pekín y Moscú - dos aliados de peso del régimen que en dos ocasiones han bloqueados resoluciones del Consejo de seguridad condenando la represión - llamaron a Damasco a aplicar rapidamente el plan Annan y China se declaró “profundamente inquieta”.

A menos de 24 horas del cese del fuego total previsto en su plan, Annan calificó de “desastrosa” toda militarización de la crisis, en respuesta a una pregunta sobre la posición de Catar y de Arabia Saudí partidarias de armar a los rebeldes, en oposición al posición de la mayoría de la comunidad internacional.