• 7:29 a.m. Mon, March 27th
  • 71°

Angélica Rivera, una primera dama de telenovela

Angélica Rivera, una primera dama de telenovela
Angélica Rivera se convierte en la primera actriz en ser primera dama de México en la historia de ese país. |
Foto: EFE

Houston.- Es imposible dejar de comentar sobre la próxima llegada de la actriz Angélica Rivera a la Residencia Oficial de Los Pinos como primera dama de México.

El 11 de noviembre del 2010 se convirtió en la esposa de Enrique Peña Nieto, el entonces gobernador del Estado de México.

Desde entonces se sabía de las intenciones de éste por llegar a ser presidente, en esta jornada, La Gaviota, como la reconoce el pópulo, estuvo dando apoyo a su esposo durante toda la campaña.

A pesar de las críticas, los chismes y los rumores que recientemente la señalan como víctima de violencia domestica por parte del ahora presidente electo, la histrión se quedó al lado de su marido, que ahora la presentará ante el mundo.

Biografía

Angélica Rivera nació en la Ciudad de México en una familia de seis hermanos, su vida transcurrió como la de cualquier chica de la ciudad. Una día mientras caminaba por un calle cercana a su domicilio, se dio cuenta que alguien grababa un video por ahí. Entonces se acercó para descubrir que era Verónica Castro.

La Chaparrita le dijo a Rivera que su rostro era tan bello que debería participar en el concurso que seleccionaba a la cara más bonita del país.

Efectivamente, en 1987 la actriz ganó el premio en el certamen El Rostro de El Heraldo, el mismo que le dio la oportunidad a tantas artistas como Lucia Méndez, Ana Bárbara, Tatiana, Aracely Arámbula y a la misma Verónica Castro, entre muchas más.

Carrera artística

La primera oportunidad que tuvo en una telenovela fue una pequeña participación en Dulce desafío, luego vinieron otras como Simplemente María y Alcanzar una estrella II; hasta que llegó el ansiado protagónico junto al actor Sergio Basáñez en Sueño de amor.

Florinda Meza la ayudo a catapultarse como una de las revelaciones juveniles cuando le dio el papel principal en La Dueña, ahí interpretando a Regina Villarreal terminó de demostrar su talento como actriz.

En los años que siguieron logró ser una de las más cotizadas en su empresa, protagonizando diferentes producciones.

La última vez que llegó a las pantallas de los hogares con una actuación fue en Destilando amor, historia que protagonizó al lado del veterano actor Eduardo Yáñez. El sobre nombre de Gaviota vino de esa telenovela donde trabajaba en los campos de agave, la planta de la cual se deriva el tequila.

domingobanda@semananews.com