Quantcast
Semana News
8:18 a.m. | 11/23/2014 | 63°

De la historia “rosa” a la problemática social


Domingo Banda | 3/8/2012, 1:49 p.m.
De la historia “rosa” a la problemática social
En todos los hogares latinos siempre se dedica tiempo para disfrutar de las telenovelas, ya se ha convertido en una tradición. No hay televisor que no se encienda y proyecte las diferentes historias que se cuentan en los melodramas |

Miami.- Es un género que ha ocupado un espacio importante en el público de Latinoamérica, se trata de la telenovela. Como su nombre lo dice, combina la palabra “tele” por televisión y “novela” por la historia que se desarrolla frente a las cámaras.

Con libretos que son usados para transmitir mensajes socioculturales incorporados en el tiempo que dura al aire.

Cuando hablamos de los orígenes nos remontamos a México, Brasil y Cuba, países que se adjudican los primeros éxitos en de este tipo emisiones televisivas, se transmitían una vez a la semana, siendo “el país azteca” el primero en lanzar el formato actual de transmitirlas de lunes a viernes. Las telenovelas no solo son famosas en Latinoamérica, España y en las comunidades latinas de Estados Unidos, sino que han llegado a países como Rusia, Francia, Malasia, Filipinas y otros países del mundo.

En el territorio del “Tío Sam”, ya muchos las conocen, los principales canales de televisión hispana las traían de otros países, pero ha sido tanta la aceptación que ya canales como Telemundo están apostando a la producción de sus propios melodramas.

“Si hay algún genero inherente al público latinoamericano y muy propio, es la telenovela. Un género muy moderno que nace con la llegada de la televisión, se ha arraigado muy bien en lo que es el alma del pueblo porque registra el drama cotidiano de la gente en Latinoamérica.

Toda nuestra manera de sentir, ver, criar a nuestros hijos y entender el amor, todo eso está reflejado en la telenovela”, dice Luis Zelkowicz, experimentado guionista venezolano de cine y televisión. Que además ha tenido el privilegio de compartir su escritura en México, Colombia, Venezuela y el mercado hispano de Estados Unidos. Actualmente está encargado de la adaptación de la telenovela “Una Maid en Manhattan”.

“Una buena historia sobrevive una producción mediocre, pero una mala historia, ni con la mejor producción se salva”. – Joshua Mintz.

Más opciones

Lejanos quedaron aquellos días donde la trama principal de una historia era la típica “cenicienta” que después de vencer obstáculos tiene un final feliz con el “príncipe azul”.

“La telenovela rosa” como se le conoce a este género sigue siendo popular, pero a medida que pasa el tiempo, temas de alta importancia se han apoderado de los libretos y seguirán ahí porque son la forma de ver como se refleja la realidad.

“Ha sido un género muy dinámico que se ha ido actualizando a medida que los tiempos van cambiando en los pueblos donde tiene origen el libreto”, explica Zelkowicz.

“Puedo poner el caso de la telenovela colombiana que en los últimos tiempos empezó a registrar el fenómeno del narcotráfico que se vivió como problema y drama social, lo registraron y lo exportaron.

Es un drama universal pero en Colombia tuvo gran impacto”, agrega. No existe ningún tema que este prohibido hablar en las historias, sin embargo, para cierto público hay temas tabú que ven con poca aceptación mientras otros los aplauden.

“Cualquier tema que sea interesante es valido para tocarse en la telenovela, en ese sentido estas son muy dinámicas y nobles por que se puede armar cualquier tipo de situación. Siempre y cuando la gente se sienta reflejada, funcionará”, asegura Zelkowicz.