Quantcast
Semana News
7:11 a.m. | 8/30/2014 | 75°

El mismo cuento


José Luis Castillo | 3/16/2012, 10:29 a.m.
El mismo cuento

El anuncio sobre la inauguración de un nuevo centro de detención para inmigrantes indocumentados en Karnes City (Texas) como el primero de régimen civil y no penal ha generado severas críticas por parte de grupos que defienden los derechos humanos.

De acuerdo al Gobierno, se trata de un centro que albergará a 680 hombres en condiciones que suponen no se asemejará a una cárcel común. La pregunta sería ¿es que acaso los otros centros de detención para indocumentados no se asemejan a una cárcel o al menos no se ha dado ese trato a los inmigrantes que se encuentran en esos lugares?

De acuerdo a John Morton, Director de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), se trata de “una novedad en la historia de la detención de migrantes” que permite a los indocumentados “mayores movimientos sin vigilancia, más oportunidades de recreación y visitas, al mismo tiempo que mantiene una atmósfera segura para los detenidos y el personal”.

O sea, un paraíso, según Morton. Además, dice, los edificios de este complejo disponen de un patio, de varias zonas de deporte, una sala de juicios, un área para videoconferencias, una biblioteca y servicios sanitarios abiertos 24 horas al día.

Según Morton, los “dormitorios” pueden albergar a ocho detenidos, que pueden vestir su propia ropa y llamar a la familia durante el periodo en que permanecen detenidos. Sin embargo, las cifras distan de lo que promete o prevé Morton y por eso se lanzan críticas en formas de bolas de fuego gigantes.

ICE ha aumentado de forma drástica las deportaciones de indocumentados hasta totalizar una media de 400,000 al año.

Creemos que ICE debe mejorar no sus instalaciones y cómo se trata a los detenidos en esos recintos. Lo que hay que mejorar es el sistema inicial de detención y los jugosos contratos que reciben ciertas empresas privadas con este negocio lucrativo.

Morton mencionó a la compañía que administrará el lugar en Karnes City. Se trata de Geo Group, que en el pasado ha tenido problemas con el gobierno tras rescindir contrato en otros centros de detención por anomalías.

Por ejemplo, el Centro de Detención de Menores en el Condado Coke en Texas hizo noticia en 2007 cuando se descubrió que los detenidos eran obligados a vestirse como reos. Tras ese y otros incidentes, ICE dijo que llevaría a cabo una reforma, pero para muchos, es poco lo que se ha logrado.

Mientras el sistema esté lleno de oportunidades para lucrar, será muy difícil que mejore porque donde hay dinero de por medio y exista rechazo hacia la inmigración indocumentada, jamás podrá verse como una práctica justa.

El Editor

jcastillo@semananews.com

Twitter: jcastillocas