Quantcast
Semana News
4:25 a.m. | 11/1/2014 | 50°

Gobernador Rick Perry desata la furia femenina


Milagros Durán | 3/21/2012, 10:55 a.m.
Gobernador Rick Perry desata la furia femenina

Houston.- La decisión del Gobernador de Texas, Rick Perry, de recortar el presupuesto de 35 millones de dólares destinado a la organización “Planned Parenthood” ha desatado la furia de las mujeres a lo largo y ancho del estado debido a que ahora deberán pagar por los servicios que antes se ofrecían gratis a las familias de bajos recursos.

Los argumentos del gobierno de Perry según los cuales es una decisión dirigida a acabar con los abortos que se practican en la mencionada institución, no tiene ningún fundamento, de acuerdo a Carol Alvarado, Representante Estatal (D-Houston).

“Hay que recordarle que la mayoría de los servicios de salud no tienen nada que ver con los servicios de aborto. Lo más triste de todo es que este programa está dirigido a las mujeres de menores recursos de nuestro estado, y especialmente a las mujeres hispanas, que son las que se verán más afectadas”, subrayó Alvarado. “El gobernador Perry quiere terminar el programa para la salud y ya sabemos que muchas mujeres de Texas no tienen seguro médico, y que son ellas quienes van a resultar mas afectadas”, agregó.

Según Alvarado, la atención para casos de abortos es menos del 6% del total de servicios que brinda esta organización, por lo que es un argumento sin fundamento sólido, es más bien un asunto político.

¿Si tuviera al gobernador Perry enfrente, qué le diría? “Que deje de jugar con la salud de las mujeres”.

Más de 130 mil mujeres

Alejandra Díaz, vocera de Planned Parenthood (PP), organización sin fines de lucro fundada en 1936, rechazó enérgicamente la medida drástica anunciada por el Gobierno de Texas de quitarle los recursos de funcionamiento.

“Pero este programa se creó para las mujeres de escasos recursos, entonces ellas venían se atendían y todos los exámenes para detectar cáncer cervical, cáncer de mamas, y métodos anticonceptivos, todo se lo podían hacer aquí sin ningún costo. Lamentablemente, ahora van a atener que pagar por estos servicios”, dijo Díaz.

Se estima que en Texas más de 130 mil mujeres reciben los servicios médicos de Planned Parenthood.

“Si contamos el recorte de los $73 millones que se hizo el verano pasado para planificación familiar, y luego el recorte de 35 millones de dólares con la ley del ultrasonido, ya suman 108 millones que se nos ha recortado”, dijo Díaz. Sobre el argumento del gobierno estatal que dice que la medida es para combatir el “aborto” que se practica en estas clínicas y con lo cual no está de acuerdo el gobernador republicano, la vocera dijo que eso no tenía nada que ver.

mduran@semananews.com