Quantcast
Semana News
12:41 p.m. | 7/24/2014 | 87°

Obama propone recortes de armas tácticas y ojivas nucleares de reserva


3/26/2012, 11:07 a.m.
Obama propone recortes de armas tácticas y ojivas nucleares de reserva
El presidente estadounidense Barack Obama ofrece un discurso, a estudiantes de la Universidad de Hankuk de estudios extranjeros en Seúl (Corea del Sur) | Foto: EFE

Seúl (EFE).- El presidente Barack Obama, propuso a Rusia nuevas reducciones de armas nucleares que se extiendan a áreas intocables hasta ahora, como las armas tácticas o las cabezas nucleares de reserva.

Obama pronunció un discurso ante la Universidad Hankuk de Estudios Extranjeros en Seúl antes de comenzar su participación en la II Cumbre sobre Seguridad Nuclear, que busca garantizar la seguridad de los materiales e instalaciones nucleares en todo el mundo.

La cumbre es una iniciativa del propio Obama, que en 2009 lanzó en Praga una propuesta para conseguir un mundo futuro sin armas nucleares y que ha suscrito un nuevo tratado START con Rusia de reducción de armamento nuclear.

El presidente estadounidense afirmó hoy que EEUU aún puede "proseguir nuevas reducciones" de armas nucleares.

"Podemos mantener nuestro poder de disuasión y al mismo tiempo continuar mayores reducciones" de armamento nuclear, consideró el presidente estadounidense, que indicó que "tenemos más armas nucleares de las que necesitamos".

Según recordó, una vez se haya cumplido por completo el nuevo tratado START de desarme nuclear con Rusia, EEUU aún tendrá más de 1,500 armas nucleares desplegadas y en torno a las 5,000 cabezas atómicas.

"Creo firmemente que podemos garantizar la seguridad de EEUU y nuestros aliados, mantener una fuerte capacidad disuasoria contra cualquier amenaza y a la vez llevar a cabo reducciones adicionales en nuestro arsenal nuclear".

Por ello, agregó, "seguiremos buscando conversaciones con Rusia sobre un paso que nunca hemos emprendido antes: reducir no sólo cabezas nucleares estratégicas, sino también armas tácticas y cabezas de reserva".

Así, planteará esta agenda cuando se reúna con el presidente electo ruso, Vladímir Putin, el próximo mayo.

La defensa de misiles, agregó, debería ser "un área de cooperación, no de tensión".

"Creo que, si colaboramos, podemos continuar logrando progresos y reducir nuestros arsenales nucleares", insistió, antes de matizar que en cualquier caso los avances se producirán en consultas con los aliados estadounidenses.

"La seguridad y la defensa de nuestros aliados en Europa y Asia es innegociable", destacó el presidente estadounidense.

El presidente estadounidense tiene previsto reunirse con Putin en mayo durante la cumbre del G8 que se celebrará en Camp David, la residencia de descanso presidencial en las montañas del estado de Maryland.

Ambos países suscribieron en abril de 2010 en Praga el nuevo tratado START de reducción de armamento nuclear, que el Congreso de EEUU ratificó en diciembre de ese año.

Ese tratado reduce en un 30 por ciento el número de cabezas nucleares, hasta 1,550 por país, y limita a 800 el de vectores estratégicos, además de introducir un nuevo sistema de inspecciones de los arsenales nucleares.

Obama tiene previsto reunirse hoy en Seúl con el presidente saliente ruso, Dmitri Medvédev, con el que hace tres años, a su llegada a la Casa Blanca, declaró el "reinicio" de las relaciones bilaterales.

Pese al "reinicio" y la firma del tratado de reducción nuclear, Moscú y Washington mantienen sus diferencias sobre el escudo de defensa antimisiles que EEUU planea en Europa.

A la cumbre que se inaugura hoy están invitados los jefes de Estado y de Gobierno de más de cincuenta países, que revisarán los avances obtenidos hacia la meta de garantizar la seguridad de todo el material nuclear en el mundo para 2014 y los próximos pasos a dar para conseguirlo.

Aunque no figura oficialmente en el programa, la cumbre se desarrolla bajo la sombra de la amenaza de Corea del Norte de lanzar un satélite de observación sobre un misil de largo alcance.

En su discurso de hoy, Obama instó hoy a los líderes norcoreanos a "tener la valentía de buscar la paz" y dar una nueva vida a los ciudadanos de Corea del Norte, e insistió en que "no habrá recompensas para las provocaciones".

Estados Unidos "no tiene intenciones hostiles hacia su país. Estamos comprometidos con la paz, y estamos dispuestos a dar pasos para mejorar las relaciones", insistió el presidente estadounidense.

Obama también aludió al programa nuclear de Irán, al que advirtió que "el tiempo se agota" para resolver la disputa por la vía diplomática.