Quantcast
Semana News
9:01 p.m. | 9/14/2014 | 75°

Siguen recabando historias de migrantes


Marina Gil | 3/26/2012, 4:28 p.m.
Siguen recabando historias de migrantes
Michael Espinoza, miembro de Houston Unido, ha documentado algunas de las historias de migrantes | Foto: Giselle Bueno

Houston.- Roberto y Martha son dos inmigrantes indocumentados cuyos nombres hemos cambiado para proteger su identidad. Ellos son parte de los testimonios recabados por la coalición de organizaciones Houston Unido para denunciar las presuntas injusticias cometidas con la aplicación de los programas 287 (g) y comunidades seguras en el Condado de Harris.

Ambos fueron arrestados tras cometer faltas de tráfico en el área de Houston y al no poder comprobar su estadía legal en el país fueron a parar a manos de autoridades migratorias y deberán presentarse ante un Juez de inmigración.

“Lo que vemos es que siguen separando familias, estas dos personas no habían cometido ningún delito y por una cosa mínima de tráfico ahora tienen orden de deportación y tendrán que presentarse ante un Juez”, dijo Michael Espinoza, miembro de Houston Unido.

En diciembre pasado, la coalición anunció que estaban documentando abusos contra inmigrantes derivados de la aplicación de los programas Comunidades Seguras y 287 (g) para que las autoridades federales reconsideren su aplicación.

“En realidad todo el trabajo comenzó desde el 2007, cuando el condado comenzó a aplicar el programa 287 (g) y luego en el 2008 el Sheriff Adrián García apoyó la reinscripción de este programa pero ellos decían que no teníamos pruebas de abusos y es como comenzamos a documentarlos”, indicó.

Dijo que en la primera fase de la campaña lanzada recientemente terminaron de documentar 110 casos, de los cuales, la mayoría de los entrevistados cree que la policía está haciendo un buen trabajo pero relacionan a los oficiales con inmigración.

“La mayoría de ellos, el 80%, no quiere reportar crímenes a pesar de que están en riesgo sus propias vidas, porque ven a la policía como una extensión del departamento de inmigración” explicó.

“Por eso estamos teniendo reuniones con diferentes representantes de la comunidad, con policía de Houston, con el Sheriff, para hacerles ver esta situación”, señaló Espinoza.

La siguiente etapa

Antes de hacer público el reporte buscarán validarlo con apoyo de universidades y catedráticos. Así seguirán presionando con autoridades locales, estatales y federales para que reconsideren la aplicación de estos programas.

Las historias

Martha fue detenida la policía local porque no funcionaba una luz de su auto. Al no poder comprobar su estadía legal pasó a manos de inmigración, estuvo en la cárcel por tres semanas y ahora enfrenta orden de deportación. Roberto es transportista, fue detenido por uno de los oficiales del alguacil del condado de Harris por no haber puesto la señal para cambiar de carril.

“Son casos tristes porque son personas que tienen familia, que tienen hijos ciudadanos americanos”, comentó el activista.

Dijo que seguirán documentando historias, los interesados pueden contactar a organizaciones comunitarias como el Centro de Refugiados Centroamericanos (CRECEN) o Alianza Mexicana que forman parte de Houston Unido.

¿Qué son?

■ El programa Comunidades Seguras opera actualmente en 2,304 jurisdicciones en 45 estados del país y será implementado en el 2013 a nivel nacional, comparte información biométrica de los detenidos con la base de datos federal incluida, la agencia de inmigración y aduanas (ICE), funciona bajo la supervisión del Departamento de Seguridad Nacional.

■ El programa 287 (g) funciona en las ciudades y condados que se sucriben al Departamento

de Seguridad Nacional, cuentan con oficiales capacitados como agentes de inmigración. El Condado de Harris se suscribió a este programa en el 2008. Desde entonces ha puesto a más de 30 personas en manos de inmigración.

marinagil@semananews.com