Quantcast
Semana News
2:06 a.m. | 7/26/2014 | 81°

Papa Benedicto XVI: “Ya me siento mexicano”


Marina Gil, enviada especial | 3/29/2012, 11:32 a.m.
Papa Benedicto XVI: “Ya me siento mexicano”
El Papa Benedicto XVI aseguró que México estará siempre en su corazón y que ahora comprende por qué Juan Pablo II se sentía un “Papa mexicano”. Durante su visita a Guanajuato, León y Silao, el máximo jerarca católico sintió el intenso fervor de un pueblo que se volcó a las calles para ver a su líder espiritual | Foto: José Luis Castillo

Guanajuato.- La esperanza de recuperar el México tranquilo y alejado de la violencia es lo que dejó en su visita al estado de Guanajuato, el Papa Benedicto XVI. Eso es lo que siente María Guadalupe Plaza, quien viajó de la ciudad de León a Silao para pasar toda la noche en el Parque Bicentenario, y poder escuchar la misa del Papa, el domingo 25 de marzo.

“Cualquier sacrificio vale la pena por vivir este momento” dijo la mujer que acudió acompañada de su familia. “Tenemos la fe de que Dios va a escuchar estas oraciones por la paz en nuestro país” platicó a Semana News.

Ella formó parte de las 650 mil personas que según cifras del gobierno estatal, acudieron a escuchar la homilía de Benedicto XVI en el Parque Bicentenario; el evento público más grande a donde también estuvieron el presidente de México, Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala de Calderón. Además asistieron los candidatos presidenciales Josefina Vázquez Mota, Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador y Enrique Cuadri.

Mucho sacrificio

Para estar en el evento masivo al que acudieron 350 mil personas con boleto y otras 300 mil sin pase de entrada, muchos hicieron un esfuerzo que según dijeron, valió la pena.

Unos durmieron en el parque, otros caminaron kilómetros desde temprana hora, porque los accesos estaban cerrados, unos más aguantaron el inclemente sol durante la misa, aunque 2,285 fueron atendidas de emergencia por el calor, informó el gobierno estatal.

Martha Hernández durmió en el lugar pero dijo no le importó con tal de escuchar ese mensaje de fe que esperaba encontrar.

“Nos deja un sentimiento de esperanza y de amor en estos momentos tan difíciles, sabemos que seguirá confiando en sus oraciones a nuestro país”, mencionó.

Para Juan Antonio Pérez fue emotivo escuchar las palabras del pontífice en los momentos de dificultad que vive México.

“Fue un mensaje muy profundo, aunque es una tristeza que tenga que hablar de la violencia en un país tan bueno y tan noble como es México”, señaló.

photo

Foto: José Luis Castillo

Las críticas

La visita de Benedicto XVI despertó las críticas de diferentes sectores por considerar que genera un costo económico excesivo y otros más cuestionaron la visita en víspera de elecciones presidenciales.

A lo que Jose de Jesús Aguilar, subdirector de radio y televisión de la Arquidiócesis de México respondió que: Tal vez si hay una amplia derrama económica, pero es mucho mayor el beneficio no solo económico, sino de fe y de esperanza.

Por su parte la Secretaría de Turismo de Guanajuato estimó que la visita papal dejó una derrama económica de 524 millones de pesos, con la llegada de 777 mil personas y una ocupación hotelera de casi el 90%.

La violencia

Desde que pisó tierra mexicana, Joseph Ratzinger, nombre de pila del Sumo Pontífice, hizo alusión al tema que ha dominado en los últimos años este país: La guerra de carteles de la droga y las 50 mil muertes que ha cobrado en los últimos seis años.