Quantcast
5:12 a.m. | 4/16/2014 | 41°

Niños sucios, más sanos y felices

Hernán Gabriel D. | 5/7/2012, 10:48 a.m.
Niños sucios, más sanos y felices
Sobreproteger a los niños de la suciedad y los gérmenes puede inhibir su salud y resistencia física. Las actividades que tanto gustan a los niños, tales como hacer pasteles de barro, chapotear en los charcos y rodar cuesta abajo, son en realidad una receta de mugre para su felicidad y su salud | Foto: Getty Images/Archivo

Los miedos sobre los peligros de ensuciarse, como la infección con parásitos, hacen que algunos padres no dejen a sus hijos hacer algo tan natural como salir fuera, tocar y untarse.

Lo que no saben estos padres es que esta actividad reporta grandes beneficios físicos y psicológicos para los niños, sin olvidar, claro está, que no se deben abandonar las prácticas sanitarias del sentido común como lavarse las manos y utilizar un desinfectante de manos cuando no se dispone de jabón y agua.

Sugerencias

La National Wildlife Federation presenta las siguientes ideas para que sus hijos tengan un poco de diversión buena, saludable y sucia al aire libre.

Convierta a sus hijos en artistas. - Deles un palo y una superficie de barro para dibujar sobre ella. No importa si se equivocan, borre y empiece de nuevo. Si la obra de arte no pega bien, recuerde que sólo tiene que añadirle más agua.

Convierta a sus hijos en constructores. -Pueden hacer edificios de todas las formas y tamaños usando palos para crear una estructura y barro para pegarla. Quizás una casa o una fortaleza, un castillo con un foso, o un establo para meter dentro los caballos de juguete.

Si también les gusta la idea de crear obras públicas de gran envergadura deje que hagan un río cavando una zanja en el barro o la tierra. Después, añada agua cuando sea necesario. No olvide construir lo más importante: una presa para proteger la ciudad.

Convierta a sus hijos en biólogos. - Cuando llueva, den un paseo por el vecindario y vean qué animales se cobijan y cuáles salen con la lluvia. También pueden observar cómo las aves descienden para bañarse en los charcos cercanos.

Esta es también una buena ocasión para observar los gusanos que salen a la superficie para respirar cuando sus madrigueras se llenan de agua. Cuando deje de llover puede organizar un Escuadrón para el Rescate de Gusanos y trasladar a la tierra los gusanos que encuentren en las aceras para que no se sequen.

Convierta a sus hijos en chefs. -¿Si van a jugar en el barro, porqué no hacer pasteles de barro? Si tiene algunos recipientes viejos para tortas o pasteles, ¡perfecto !De lo contrario, unos envases de plástico poco profundos también pueden servir. Una vez que las tortas estén horneadas, es hora de decorarlas. Anime a sus niños a rastrear el suelo en busca de piedrecitas, pétalos y hojas que se convertirán en una decoración perfecta.

Los niños que pasan la mayor parte de su tiempo libre, con videojuegos, en lugar de jugar fuera, son más propensos a la obesidad, al síndrome de hiperactividad, a la falta de vitamina D y a la depresión.

Recolecte tierra, hierba, hojas, ramitas y bellotas en un recipiente grande y tendrán una abundante ensalada natural. Añada un poco de agua y se convertirá en estofado de barro. Para consultar más ideas divertidas al aire libre del movimiento Sal Fuera (Be Out There) de la National Wildlife Federation, visite www.beoutthere.org. Envíe las fotos e historias de sus hijos sucios y gane premios divertidos.

hernan@semananews.com