Quantcast
Semana News
3:12 a.m. | 12/21/2014 | 50°

“Coyotes” se han deshumanizado


5/11/2012, 8:59 a.m.
“Coyotes” se han deshumanizado
En la frontera con Estados Unidos hay sitios en el que los inmigrantes deben caminar hasta por una semana para salir del desierto, lo que se hace particularmente peligroso en época de verano | Foto: Archivo

El Paso.- Autoridades migratorias alertaron de los peligros que enfrentan los inmigrantes a manos de los coyotes, después de haber documentado el testimonio de una mujer que denunció haber sido abusada sexualmente por el traficante que la cruzó a EE.UU.

"Desgraciadamente los inmigrantes que contratan los servicios de coyotes están en riesgo, desde el momento mismo en que salen de su casa", dijo el agente de la Patrulla Fronteriza Scott Hayef.

Añadió, que una vez en el desierto o en territorio desconocido, los inmigrantes hacen cualquier cosa que les ordena el coyote para no ser abandonados a su suerte.

La división de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) tiene a su cargo el caso de una inmigrante indocumentada detenida con otros nueve hombres, todos mexicanos, quien dijo haber sido abusada sexualmente por el coyote que los cruzó en dos ocasiones.

Delitos

La joven de 21 años detalló a HSI que la primera agresión ocurrió el 30 de abril, justo antes de iniciar el cruce indocumentado por el desierto de Nuevo México, y la segunda el 1 de mayo en Douglas, Arizona, bajo amenaza de muerte si se resistía.

Hayef mencionó que actualmente en la línea fronteriza operan peligrosas organizaciones que cobran a quienes quieren cruzar como indocumentados o bien a los coyotes que los dirigen.

"Los traficantes de personas se han deshumanizado en muchos casos", dijo el exagente de ICE, Hipólito Acosta, quien en su libro Cazador de Sombras detalla el funcionamiento de las organizaciones de tráfico humano en las que se infiltró por años.

Según Acosta, los inmigrantes que vienen desde Centro y Suramérica son especialmente vulnerables ya que cruzan el territorio mexicano dirigidos por coyotes, que en ocasiones trabajan con los propios policías de ese país para quitarles el dinero que llevan consigo./EFE