Quantcast
Semana News
4:27 a.m. | 10/26/2014 | 58°

En español, please


José Luis Castillo | 9/13/2012, 2:26 p.m.
En español, please

Mucho se ha dicho y criticado sobre el dominio (o la falta de) del idioma español en algunos políticos, específicamente aquellos que han saltado a la palestra estatal y nacional en los últimos meses durante sus respectivas campañas proselitistas.

Uno de los más sonados ha sido el alcalde de San Antonio Julián Castro, quien admitió durante su participación en la Convención Anual del Partido Demócrata llevada a cabo en Carolina del Norte que estaba estudiando para mejorar su español. Admitió además que lo entendía mejor de lo que lo hablaba y que si sus pretensiones eran representar a la población hispana, que mejor que ahora para aprenderlo.

Hace unas semanas, no muchas en realidad, el vicegobernador de Texas David Dewhurst, quien postuló por lograr la nominación al Senado, retó a su entonces oponente a debatir en televisión en el idioma de Cervantes. Su contrincante era Ted Cruz, quien al final le ganó la partida a Dewhurst en una segunda vuelta. Cruz, nacido en Canadá de padre cubano, ha hecho gala de su origen hispano y cómo su padre luchó en este país para salir adelante. Pero también confesó que no domina el español y que no estaba a la altura para debatir en ese idioma. En suma, el debate en español nunca se dio y dudamos que se hubiera efectuado debido a la limitada verbosidad en español de ambos políticos.

Ahora resulta que dos hispanos que disputan un curul en la Cámara de Representantes federal han programado un interesante debate en español para este 25 de septiembre en San Antonio (Texas).

Francisco “Quico” Canseco, republicano (a la derecha en la foto de abajo), encarará al demócrata Pete Gallego en su lucha por quedarse con el Distrito 23, cuya jurisdicción abarca desde San Antonio hasta El Paso.

Hay que destacar que tanto Canseco como Gallego, nacidos en Texas con padres de origen mexicano, pudieran dar un buen espectáculo en español porque dominan ampliamente ese idioma, aunque no a la perfección. Es decir, no esperemos un debate con una verborrea académica ni nada que se le parezca.

No sería el primer debate de esta clase en la historia moderna del estado. En 2002, en plena carrera por la gobernación de Texas, dos demócratas acapararon la atención nacional cuando decidieron debatir públicamente en español.

Tony Sánchez y Dan Morales, ambos méxicoamericanos, discutieron sus planteamientos políticos en español en una cadena pública que transmitió el desenlace a nivel estatal. Dicen que fue el primer debate de esta clase en el país. Lo curioso es que uno de los candidatos atacó al otro porque durante su intervención mezclaba el inglés.

Veremos qué pasa con el debate de Canseco y Gallego. Si logran superar al de Sánchez y Morales de hace una década, en el aspecto semántico de la lengua, entonces estaremos complacidos de que se originen debates en español. Y si no, que lo sigan haciendo mejor en inglés. No se trata de quién es mejor bilingüe, sino en cuáles son sus propuestas por el bien de sus constituyentes.

Por El Editor

jcastillo@semananews.com

Twitter: jcastillocas