• 11:31 a.m. Mon, March 27th
  • 77°

Un pueblo mágico

Un pueblo mágico
Numerosos paisajes naturales rodean a este bello lugar, por lo que bellezas como la del Cenote Azul pueden ser vistas por su cercanía, lo que aumenta los atractivos de este lugar paradisiáco. |

México.- Un pueblo mágico ubicado a 35 kilómetros al noroeste de Chetumal, en México. La principal característica geográfica de este lugar es su posición junto a la laguna de Bacalar.

El gran cuerpo de agua se extiende a lo largo de varios kilómetros, desde la Bahía de Chetumal, conectando entre sí otras lagunas, ríos y varios poblados mágicos.

Una actividad muy frecuente en Bacalar es la talla de madera en varias formas. Se utiliza el palo de tinte para teñir la ropa tradicional que puede adquirirse en la localidad, como los huipiles bordados a mano. También bellos tejidos y cestería, producto de la imaginación y habilidad de los artesanos con la palma. Es frecuente la oferta de coloridas hamacas, ideales para un buen descanso.

Bacalar fue durante siglos acosado por piratas, debido a su importancia comercial en mercancías centroamericanas, y por ser uno de los lugares donde abundaba el palo de tinte, codiciado por los ingleses para teñir textiles, debido a su indeleble pigmento oscuro.

El Fuerte de San Felipe es uno de los principales puntos de interés. Fue construido en el año de 1729 con el fin de detener los ataques de los piratas que acechaban con sus barcos desde el Mar Caribe. Es un sitio histórico, testigo de batallas contra colonizadores ingleses. De entre sus elementos originales destaca su construcción militar de espesos muros, con baluartes en sus cuatro esquinas y en especial, un foso, ahora convertido en jardín con figuras de origen maya y español. El inmueble alberga hoy al Museo de la Piratería, a cargo del Instituto Quintanarroense de la Cultura, dedicado a la historia de la región.

La arquitectura religiosa tiene en la Parroquia de San Jooaquín su mejor muestra.

Fue levantada durante el siglo XVIII, en la época colonial, recientemente restaurada, pero conserva su esplendor original. La imagen de su santo patrono es considerada milagrosa por lo que sus festejos en agosto son muy vistosos y alegres.

En cuanto a la comida, la cocina de los estados vecinos de Yucatán y Campeche, así como del país limítrofe de Belice, tienen gran influencia en la gastronomía.