• 7:21 a.m. Tue, June 27th
  • 75°

El gobierno de Nuevo León en Mexico enfrenta un problema creciente: La inseguridad pública y sus efectos en el estado del norte de México

El gobierno de Nuevo León en Mexico enfrenta un problema creciente: La inseguridad pública y sus efectos en el estado del norte de México

Monterrey.- No comenzó con el pie derecho. Tras su primer año de gobierno en Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, enfrenta un problema creciente: La inseguridad pública y sus efectos en el estado del norte de México.

Cifras de la procuraduría de justicia local indican que, de enero a octubre de 2016, se han registrado 568 homicidios dolosos, más de los 451 que hubo en todo 2015 y de los 490 que hubo a lo largo de 2014. La ola de violencia, además, ha captado la atención pública debido a que entre las víctimas ha habido menores de edad, como Juan Fernando Chaires Alvarado y América de la Paz Manzanares, de cinco y siete años, respectivamente. Ambos fueron asesinados en el ataque que un grupo armado realizó en una vivienda del municipio de Santa Catarina, donde se llevaba a cabo una reunión familiar. Juan Chaires Ramírez, de 40 años, también resultó herido y murió después.

El vocero estatal para temas de seguridad, Aldo Fasci, dijo que el objetivo de la agresión era Miguel Moreno Chaires, conocido como el Mitos y vinculado con venta de droga en la zona metropolitana de la capital del estado, donde viven 4.6 millones de personas.

“Es un tema relacionado evidentemente con el crimen organizado”, señaló el portavoz, quien aseguró que se trató de una venganza entre agrupaciones delictivas rivales.

Entre robos y balaceras

Otros delitos que se han disparado en Nuevo León son el robo simple y el robo de vehículos. Según las cifras de la procuraduría de este último delito se registran 3,482 denuncias en 2016. Esto supera los 3,225 casos que hubo en todo 2015 y los 2,850 que hubo en 2014 en la entidad del norte de México.

El miedo está latente todo el tiempo en las personas que viven en Nuevo León, sin que se haga algo.