• 4:21 p.m. Wed, Aug. 23rd
  • 94°

¿Trump, beneficiado?

¿Trump, beneficiado?

En pocos días el Tribunal Supremo resolverá la controversia sobre el interdicto preliminar que detuvo las acciones ejecutivas del presidente Obama, y dentro de unos meses se celebrará la elección de nuestro próximo(a) presidente(a). Aunque parecería ser que ambos sucesos no tienen mucho que ver, la realidad es que los resultados de ambos procesos podrían tener un efecto importantísimo en el futuro.

Es muy probable que el empresario Donald Trump sea el candidato presidencial por el Partido Republicano durante las próximas elecciones. Del mismo modo, también sabemos que éste le ha declarado la guerra a los inmigrantes y pretende, entre muchas otras cosas, construir una muralla en la frontera de México con los Estados Unidos, prohibir la entrada de inmigrantes de países con historial de actividad terrorista o incluso, de aquellos inmigrantes que se identifiquen como musulmanes. De esta manera, si Trump terminara ganando la nominación de su partido y eventualmente, la presidencia, una decisión favorable de la Corte Suprema en el caso de DACA y DAPA, posiblemente resultaría en un beneficio para él. A continuación explico por qué.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que hay muchas cosas que Trump ha dicho que haría, pero que realmente no tenemos la menor duda que no puede hacerlas. Muchos de sus planes van contra la ley de inmigración, y realmente Trump no tendría discreción para alterar esas leyes. Sin embargo, hay otras promesas que Trump ha hecho sobre las cuales posiblemente sí tendría discreción para actuar. Es aquí donde la decisión del Tribunal Supremo tendría el peligroso efecto de brindarle la oportunidad a Trump, si es que se convierte en presidente, de llevar a cabo su plan macabro.

Parte de lo que el Tribunal Supremo debe decidir es el alcance que tiene el poder del Presidente a la hora de establecer políticas migratorias. De este modo, si la corte decide que el interdicto debe continuar, le estaría dando la razón a Obama momentáneamente, lo que implicaría que reconoce un poder bastante amplio del Presidente en este ámbito. De esta manera, si Trump se convierte en nuestro próximo presidente, utilizará esta misma decisión de la Corte para justificar sus acciones.

Por ejemplo, la promesa que ha hecho Trump de negarles la entrada a inmigrantes provenientes de países vinculados con terrorismo, no sería muy difícil de llevar a cabo. La misma ley de inmigración provee como una causa de inadmisibilidad el ser un riesgo para la seguridad, ya sea porque está vinculado a actividades terroristas, o ha pertenecido a un partido totalitario o incluso, generaría controversias en la política exterior de los Estados Unidos. De esta manera, Trump podría utilizar el historial del país de origen de los inmigrantes para atribuir lazos terroristas a la persona y negar su admisión.

Por otra parte, otra cláusula en la ley de inmigración le da el poder al Presidente de negarle la entrada a cualquier inmigrante o clase de inmigrantes que él o ella entienda que resultaría en un detrimento de los intereses de los Estados Unidos. Sin embargo, esto no sería un poder absoluto, pero si le daría gran discreción a Trump para llevar a cabo su plan. Más aún, el hecho de que Trump interesa negarles la entrada a inmigrantes musulmanes, solo por practicar el Islam, es un asunto muy complicado que podría terminar siendo inconstitucional.

Dudas y comentarios: evitaladeportación.com

*Salem es abogada de inmigración en Houston

para el bufete de abogados González Olivieri LLC