• 3:33 p.m. Tue, Aug. 22nd
  • 94°

El voto, la única manera de cambiar el futuro de los indocumentados

El voto, la única manera de cambiar el futuro de los indocumentados
No hay excusa por la cual no hacernos ciudadanos, registrarnos para votar y ejercer nuestro privilegio de ir a las urnas. Foto: Archivo |

El ciclo de elecciones primarias en Estados Unidos ha generado una retórica racista y abusiva hacia la comunidad inmigrante de parte de los candidatos presidenciales del partido republicano. Y esto nos debe recordar algo muy importante: no hay excusa para hacernos ciudadanos, registrarnos para votar y ejercer nuestro privilegio de ir a las urnas.

LEA MÁS: CRUZ ENDURECE SU DISCURSO MIGRATORIO Y PROMETE DEPORTAR A LOS INDOCUMENTADOS

photo

Silvia Mintz es abogada de inmigración

Mientras nuestra comunidad no participe activamente en el proceso electoral, los políticos van a seguir tratándonos como piñata política.

Si usted es residente permanente, tiene buen carácter moral y han vivido continuamente en el país por lo menos cinco años (tres si recibió su residencia a través de su esposo o esposa), califican para solicitar la ciudadanía. El proceso es relativamente fácil e incluye, entre otras cosas, un chequeo de su historial criminal y un examen de su conocimiento básico de historia, inglés y civismo.

Algunas personas califican para que el Departamento de Inmigración les proporcione la oportunidad de solicitar la ciudadanía sin pagar la tarifa de $680 dólares dependiendo en los ingresos anuales del solicitante.

Pero si todavía no tiene un estatus migratorio, también puede influenciar las elecciones animando a sus familiares que son ciudadanos a que participen en las elecciones y voten.

Toda elección es importante, pero la del futuro presidente es crucial para la comunidad inmigrante, ya que si se llegara a elegir a uno de los candidatos que fomenta la antipatía y el odio racial lo más seguro es que el programa de Acción Diferida para los Jóvenes que llegaron en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), la Protección Temporal para Salvadoreños y Hondureños (TPS), así como también cualquier esperanza de alivio para la comunidad indocumentada serian cancelados en los primeros meses del nuevo gobierno.

Todos los candidatos republicanos han prometido cancelar cualquier programa a favor de la comunidad inmigrante.

Esta vez, no solo se perdería la esperanza de una reforma a la ley de inmigración, si no que habría una posibilidad real de que las leyes se tornaran más hostiles hacia la comunidad inmigrante, como ya sucedió en Texas, que lideró un bloque nacional contra el programa de protección para los padres de ciudadanos (DAPA) y la extensión de DACA. La Corte Suprema de Estados Unidos decidió oír los argumentos sobre este caso en abril, para tomar una decisión en junio.

LEA MÁS: ALGUNAS RESPUESTA A LAS PREGUNTAS MÁS COMUNES SOBRE LA ACCIÓN EJECUTIVA EN INMIGRACIÓN

Ya el Juez John Roberts ha manifestado su preocupación de que la Corte se ha politizado y el caso contra la comunidad indocumentada es una prueba de ello.

Este caso no debería estar en las cortes. Esperemos que los jueces analicen la ley tal cual, ya que de ser así, el Presidente prevalecerá y el beneficio para los padres de ciudadanos podrá ser implementado este verano.

La alegría puede durar mucho, o muy poco, dependiendo del resultado de las elecciones de noviembre. La reforma a la ley migratoria es importante y algo que se debió hacer hace mucho tiempo. Lamentablemente el presidente Obama perdió su oportunidad durante su primer periodo, pero esperemos que el nuevo mandatario esté dispuesto a lidiar con este tema y tenga el capital político para hacerlo, el cual solo se logra con el apoyo de la comunidad.

Es importante votar y participar para darles a nuestros hermanos indocumentados la oportunidad de salir de las sombras.

Dudas y comentarios: silviamintz.com

* Mintz es abogada de inmigración en Houston, TX.

Síganos en Facebook.com/semanahouston

En Twitter @semanahouston

Y en Instagram @semanewshouston